conejo no quiere comer
Información

Mi conejo no quiere comer, ¿qué le pasa?

«Mi conejo no quiere comer». Esa es una de las mayores preocupaciones que debe tener el propietario de uno de estos animales. Que un conejo no quiera comer puede significar que tiene alguna enfermedad.

Una de las formas de identificar algún malestar o enfermedad en un conejo es que no pueda o no quiera comer. Los conejos son animales pequeños con un sistema digestivo muy sensible. Es por ello que en el momento en que tu conejo no quiere comer o que le disminuya el apetito, debas ponerle mucha atención de forma inmediata.

Algo en lo que insistimos antes de adoptar un conejo es que debes tener en cuenta que es un animal precioso, pero delicado. Por ello, debes estar pendiente de su estado físico y anímico. Si tu conejo no quiere comer, ponte alerta porque quizá se encuentre con un problema de salud.

¿Por qué mi conejo no quiere comer?

La pérdida del apetito en los conejos no es un comportamiento regular. En el momento que te percates de que tu mascota no se ha alimentado de forma habitual, es recomendable llevarlo a su veterinario. A los conejos les encanta comer y masticar, y una situación de falta de apetito es realmente preocupante.

Una de las razones biológicas más comunes para la pérdida de apetito en un conejo, es una anomalía o problemática intestinal común en estos animales, conocida como íleo.

El íleo es una enfermedad causada por fallos en el movimiento del cuerpo intestinal. Ésto evita que los órganos puedan mover los alimentos a través de todo el tracto digestivo. El íleo causa que la digestión no cumpla su proceso natural, siendo altamente peligroso, ya que esto le puede ocasionar la muerte a un conejo en pocos días. Por esto es indispensable mantener una supervisión de las porciones que consume el conejo diariamente.

Síntomas comunes del íleo en los conejos

Dientes grandes: el crecimiento de los dientes es un hecho permanente. Si vemos que éstos han aumentado considerablemente, es un indicio de que el conejo no ha consumido el alimento suficiente para conservar el tamaño adecuado o para alimentarse.

Presencia de abscesos en el cuerpo: éste es un síntoma muy notorio. En el momento que el sistema digestivo de un conejo no realice el proceso de excreción adecuada, irán brotando partículas infecciosas que causan los abscesos en la piel de tu mascota.

Parásitos externos e internos: en el primer instante que la mascota evacue algún tipo de parásito es señal de que su tracto gastrointestinal no se encuentra en condiciones. Al igual que la presencia de pulgas, puede ser el resultado de un íleo avanzado.

Déficit respiratorio: si tiene falta de apetito y dificultades respiratorias, podemos estar ante una señal de que el íleo se encuentra en un estado avanzado.

Bruxismo (rechinamiento de los dientes): la acción de rechinar los dientes en un conejo es una muestra de que sus dientes no poseen el tamaño adecuado, y con esto se puede deducir que no ha comido lo suficiente.

Tener a un conejo como mascota requiere de mucha atención y cuidado. Algunas de sus enfermedades comunes pueden acortar o reducir su vida radicalmente. Teniendo en cuenta que los conejos no generan ningún tipo de sonido (aullido, ladrido, maullido), fijarse en sus hábitos alimenticios es esencial para poder identificar que tienen una dolencia.

conejo no come pienso

¿Qué hacer si mi conejo no quiere comer?

Para tratar este tipo de situaciones es recomendable trasladar al conejo al veterinario. Es aquí donde podrán determinar la causa de la anorexia en el conejo y tratar adecuadamente la situación.

Para poder confirmar que tu mascota está comiendo de forma regular, puedes levantar el labio superior de tu conejo. Si puedes visualizar los dientes incisivos fácilmente, es señal de que no ha comido en varios días. No te dejes guiar por las porciones de comida que desaparecen. Los conejos suelen esconder el alimento en distintas áreas de lo que han determinado como su madriguera.

Una de las consecuencias de la anorexia o falta de alimentación en un conejo es que los pequeños intestinos del animal se acumulan de gases. Ésto les causa mucho dolor y malestar, impidiendo que el se muevan de forma regular. El dolor causado por la presencia de gases también puede provocar agresividad en el conejo.

¿Cómo prevenir que mi conejo no quiera comer?

Se ha detectado que las enfermedades y patologías que pueden causar que un conejo no quiera comer se pueden prevenir desde su etapa inicial. Cuidando la alimentación de tu conejo es posible que este tenga una vida sana, duradera y libre de enfermedades estomacales y anorexia.

Deberás evitar darle cualquier alimento que sea condimentado, recordando que no es natural que los conejos consuman ningún tipo de alimento preparado. Mantener una dieta equilibrada con las porciones adecuadas de vegetales, hierbas y el alimento especial para conejos, garantizará el buen desarrollo y crecimiento de tu mascota.

A su vez, proporcionarles verduras y hierbas ricas en fibra mantendrá su sistema digestivo en funcionamiento. No es recomendable brindarles semillas de maíz, trigo o cebada en su etapa inicial. Éstos son alimentos muy densos y difíciles de digerir para la pequeña mascota.

El consumo de agua para un conejo es indispensable, al igual que para cualquier otro ser vivo. En el momento que tu conejo no esté ingiriendo agua de forma regular, podrá sufrir deshidratación inmediata. Además, la falta de consumo de agua interfiere en el proceso digestivo natural del conejo.

En conclusión, la alimentación del conejo es la que determinará la salud y el proceso de crecimiento de tu mascota. No olvides supervisar sus dientes de forma diaria para confirmar si se está alimentando adecuadamente. Frecuenta el veterinario, no sólo para chequear a tu conejo, sino para obtener las mejores recomendaciones para cuidar a tu mascota en todas sus etapas.

Al tener un conejo como mascota, es recomendable recibir asesoramiento, tanto de un veterinario como de un criador, si es posible. Los cuidados que debe tener un conejo son diferentes a la de cualquier otra mascota habitual, por ello, documentación será una actividad permanente durante el crecimiento de tu mascota.

Si te ha gustado este artículo y quieres recibir toda la información sobre conejos, puedes seguirnos en nuestra página de Facebook.

También puede gustarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *